Manitas de cerdo: ingrediente perfecto para los estofados o el cocido madrileño

Son muchas las recetas en las que podemos emplear manitas de cerdo. Tantas como el propio chef quiera elaborar. Pero en los tradicionales estofados y en el popular cocido madrileño, las manitas de cerdo son, totalmente, indispensables.

Las manitas de cerdo son más que patas del puerco.

Las manos de cerdo, aunque comúnmente conocidas como las manitas de cerdo o patitas de chancho en Perú y paticas de cochino en Venezuela, son las patas del cerdo. Es empleado en diferentes platillos de cualquier parte del mundo.

Gastronomía española:

En la gastronomía española, las manitas de cerdo son consumidas de forma fresca o en salazón, como elemento cárnico de estofados y cocidos. Principalmente, las manitas del puerco se considera uno de los ingredientes principales del cocido madrileño. Además, también es muy común encontrar estas patitas de cerdo como tapa en los bares. Mientras que su textura gelatinosa, por la presencia del cartílago, hace que se elaboren caldos con texturas muy agradables para cualquier paladar, hasta para los paladares más refinados.

En la gastronomía peruana, las manitas de cerdo se consumen en dos platos diferentes y populares: patitas con maní y sarza de patitas.

Mientras que en la gastronomía venezolana, estas manitas de cerdo se incorporan en platos con legumbres. Aunque también se pueden elaborar en guisos acompañando al arroz blanco.

Propiedades de las patas de cerdo

Las manitas de cerdo pertenecen a la carne propia del cerdo y tiene algunas características, beneficios y propiedades a destacar. Entre las propiedades de las manitas de cerdo destacamos que son ricas en vitamina B1.

Gracias al valor alto de la vitamina B1, las patas de cerdo pueden ayudar a superar el estrés y la depresión. Además, los alimentos ricos en vitamina B1, son muy recomendados en periodos de embarazo o lactancia, al igual que después de operaciones o durante periodos de convalecencia ya que durante estos ciclos el desgaste es mucho mayor que de normal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *